Los Pakamuros

Las evidencias de un Arte Rupestre temprano abundante en  la jurisdicción que abarcó  la extensa región de Jaén de Bracamoros, permite plantear la existencia de pueblos primigeniamente nómades…

Por: Ulises Gamonal Guevara

Las evidencias de un Arte Rupestre temprano abundante en  la jurisdicción que abarcó  la extensa región de Jaén de los Bracamoros, permite plantear la existencia de pueblos primigeniamente nómades que recorrieron estas inmensas áreas geográficas de norte a sur, de este a oeste y viceversa en su actividad cotidiana de caza, pesca y recolección, para cubrirse de la intemperie utilizaron abrigos naturales en los desfilares y pequeñas cuevas que abundan hasta la fecha en las riberas de los grandes ríos y quebradas de la región.

Las exuberancia de las tierras, la vegetación abundante con frutos comestibles, fauna terrestre, acuática paradisiaca y los inmensos valles del Alto Marañón, motivaron a los pobladores trashumantes gradualmente develen la riqueza ubérrima de estas tierras y el nivel cultural que iban adquiriendo en contacto con otros pueblos en su continua interrelación costa – sierra – selva, generó en ellos elevar su nivel de conocimientos e inicien la domesticación  de ciertos animales silvestres, ir conociendo la agricultura y dominando la piedra con alta técnica  generando el sedentarismo.

En pocos lugares de América, el Arte Rupestre es tan abundante y polifacético como en  esta región hasta el Pongo de Rentema donde confluyen importantes ríos del Alto Marañón: Chinchipe, Utcubamba y el mismo gran Marañón que después de recorrer grandes extensiones del septentrional territorio peruano, estos ríos se abrazan férreamente y cortan la Cordillera Central de los Andes del Norte doce kilómetros en el mencionado Pongo (puerta).

Los más notables asentamientos de Arte Rupestre son: pictografías de Faical, en sus farallones conserva 1614 pictografías de  diversas épocas que ha ido superponiendo una cultura sobre otra, lugar de fácil acceso en la margen derecha del río Chinchipe, cerca de la ciudad San Ignacio, a poca distancia del asentamiento se encuentran las pictografías Los Llanos, farallones que tienen el mismo estilo y características de los asentamientos de Faical, en sus escenas representan la cosmovisión de la época, fauna, flora, guerras, sembríos, caminos, ritos, escenas de caza. El arqueólogo colombiano Enrique Bautista, sostiene que Faical es uno de los más grandes murales rupestres de América Latina; la buena intención de la Municipalidad Provincial de San Ignacio, tiempos atrás, sin estudios de impacto ambiental, adecúo una vía de acceso a las pinturas, generando la destrucción de las áreas de protección natural, hoy son expuestas inmisericordemente a los rayos ultravioletas del Sol y al intemperismo;  actualmente la mayoría de pictografías se encuentren en proceso de descolorización y calcificación de las paredes, a criterio del arqueólogo Francisco Valdez, se deben realizar urgentes campañas pro conservación y salvamento de dichos murales que se encuentran en serio peligro de extinción. En la margen izquierda del río Chinchipe, sectores: Gramalotes, Potrero Grande, Yararagüe, Quanda (Taramuyke), desfiladeros en acelerado proceso de descoloración y extinción; avanzando a la provincia Jaén en los valles del Chinchipe y Chamaya, existen abundantes petroglifos similares a los de florestas amazónicas en Ecuador y Colombia, se ubican en los pueblos de San Juan, los Alpes, Huallape, el Molino, el Huito, los Olivos, Santa María, Fila Alta, Guayacán, Rumipampa, Corralpampa, Bomboca, Peña Blanca, Ninabamba, Piquijaca y vencida la cordillera occidental de los Andes (Abra de Porculla), reaparecen en los valles de Olmos y Motupe.

Otra área de pictografías y grabados en la confluencia de los ríos Silaco-Marañón con grandes asentamientos en ambas márgenes: Buenos Aires, Calpón, Limones, Carachupa, San Isidro, Portachuelo, Quaqo (Lonya Grande), el Palto, Carachupa, Yamón (Yamón) (margen derecha), Chadín, Choropampa, Minchulay, Pongoya (Chimbán); los complejos pictográficos de Pión, Quilqat (Cujillo), Visa y Tayales (Santo Tomás) (margen izquierda), las impresionantes pictografías y grabados de Tambolid y Piedra Shapinga en Jamalca, margen izquierda del río Utcubamba, demuestran que cada complejo de Arte Rupestre  en el Alto Marañón es un mundo que necesita urgente registro y estudio arqueológico para el análisis científico que  develarán grandes misterios sobre los orígenes de nuestra cultura.

La abundancia de expresiones rupestres en: grabados, pictografías, pocitos, depresiones rectangulares, morteros, piedras afiladoras, explican la existencia de poblaciones tempranas en esta región, que encontraron condiciones óptimas para la subsistencia y quedarse a vivir y desarrollar sus actividades productivas y económicas hasta llegar a un alto nivel cultural como se detalla en otro acápite.

Enlace

Ulises+Gamonal+Guevara

LA CULTURA PAKAMUROS

Los Pakamuros fueron guerreros valientes, el inca Huayna cápac les puso el nombre de Pakamuros que significa “Hombres Pintados de Rojo”. También son conocidos como Bracamoros, Pacamoros.

Se ubicaron en el tronco Jíbaro, teniendo como origen y tradición las culturas ancestrales amazónicas. Lucharon contra los Españoles (la conquista), como Juan Porcel, Pedro de la Vergara y Diego Palomino, no se doblegaron durante el proceso de conquista y coloniaje, los Pakamuros continuaron hostilizando y resistiendo a los agresores españoles, hasta hacerlos huir de las colonias.

Fabricaban sus viviendas utilizando madera, su alimentación se centraba en los recursos naturales, comiendo lo que sembraban: yuca, plátano y todo tipo de verduras, fabricando sus arcos y flechas, dedicándose a la caza de animales, confeccionaban sus vestimentas a base de tejidos, hacían collares, pulseras y otros adornos, creían en su diosa llamada Yaku-mama, que era una serpiente muy poderosa e indomable.

Su cerámica fue lítica, tenían como creencias: el canto de la gallina, el aullido del perro por la noche, el canto del tuku, tropezarse al salir de la casa y encontrar una telaraña en la puerta de la casa.

Anuncios

Una respuesta a Los Pakamuros

  1. Todos hay que visitar a la tierra de los bravos pakamuros porque es hermosa …
    Visitenla se los recomiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s